El Bimi es una verdura de origen japonesa muy parecida al brócoli, pero con el ramillete más largo. En concreto es un hi­brido entre el brócoli y la col china. Es una de las verduras más sanas que existe por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y anti cancerígenas. En algunos artí­culos la definen como la verdura de los superhéroes (Directo al paladar). ¡Qué definición más buena!

Y es cierto que el bimi posee un mayor contenido de fibra dietética, de proteína total y de minerales que el brócoli tradicional. Porque contiene más calcio, magnesio, hierro, manganeso, cobre, zinc, Omega 3 …entre otros minerales.

 

¿Cómo cocinar el Bimi?

La manera ideal de cocinar el Bimi es al vapor, para que podamos disfrutar de todos los nutrientes.

Si no tienes opción de cocerla al vapor, la puedes hervir en agua caliente durante unos 10 minutos. Además puedes utilizar el agua de cocción para preparar caldos de verdura o cremas. Y así no desaprovechas los nutrientes que se desprenden durante la cocción.

Otra manera de cocinar el bimi es a la plancha, en mi opinión la más sabrosa, ya que puede llegar a ser un pelín crujiente.

¿Cómo servirlo?

Sírvelo con sal gruesa de sabores y un chorrito de aceite. Al ser posible utiliza aceite de lino o de argán: de esta manera potenciarás las propiedades de esta verdura tan especial.

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Noticias Relacionadas